jueves, 21 de marzo de 2013

La condición

Si los soles dejaran de hablarme , y los mares de tener olas, y si el viento no moviese mi pelo, y si las lunas de todos los meses dejasen los cielos vacíos de luz. Aún así seguiría viéndote, desde la oscuridad de mi mirada, y aún así, aún así, detrás de cada luna, de cada sol, de cada estrella escondida en el cielo de tu mirada ausente, perdería la compostura y dejaría de hablarte, simplemente te miraría, ya está.

8 comentarios:

  1. Mira Toro. este poema ( como su nombre indica es una condición).

    Pero ahora los soles no dejan de hablarme ni los mares de tener olas,

    Cuando lo hagan sinceramente, no se que pasará, posiblemente Algo miraré, pero no sé si seré tí, de verdad.

    Y bueno, más sincera ahora te miro, porque estás comentándome, y eso si es verdad. Abrazo.

    Bueno, pues miro que me has comentado, Torito, si te miro a tí.

    Fijamente. Sí, a ti.

    ResponderEliminar
  2. Nota, si quieres verme tu a mi, vete a la entrada anterior a esta : milagro. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Perdernos en aquellos ojos...


    Bellísimo!

    ResponderEliminar
  4. Que alegría verte por aquí, Celeste. besos.

    ResponderEliminar
  5. jajaja AMAPOLA... si los soles dejaran de hablarte, los mares de dejaran de tener olas y tu dejaras de ser tan especial en letras como lo eres por estos mundos blogosféricos... naaaada sería igual preciosa y...

    Ya está!!.-)

    Muuchos besos y muuy feliz día, semana (santa o pecadora, lo que prefieras:-) mes y año AMAPOLA.

    ResponderEliminar
  6. Voy...sería hermoso perdernos en esos ojos que amamos tanto

    ResponderEliminar
  7. Eso siempre es maravilloso..., besos.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.