martes, 31 de marzo de 2015

el gusano

Relato:
En el entierro de Avelina, nadie lloró, siquiera el enterrador dejó asomar una simple lágrima.

Sólo un gusano sonrió debajo de la tierra.

2 comentarios:

  1. Afortunado gusno , que tenia la despensa llena , beso de flor.

    ResponderEliminar
  2. Sí, está empachado el pobre...
    Un beso.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.