sábado, 19 de diciembre de 2015

confesión

A veces quisiera salirme
del mundo.

Pero no es posible: pertenezco a él con sus leyes y condiciones , y su rugir de realidad.

Entonces es cuando me desaparezco.

Besos.

11 comentarios:

  1. ¿Cómo que desapareces si siempre estas presente en nuestras vidas?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. ¿al otro barrio?

      A un bar más luminoso?
      Bs torito.

      Eliminar

  3. Bien dicho lo de rugir ...
    :-)
    Tendrían que escribir una bienaventuranza para realidades así.
    El primer día que haya temporal voy a ver si la costa me inspira y la escribo yo. Algo me saldrá con una metáfora tan expresiva.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Con que no ruja demasiado, me doy con un canto :-)
    Lo mismo para ti, Amapola.
    Besos

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.