martes, 11 de octubre de 2016

Paisaje desolado.




Tengo miedo
de volver a atravesar las puertas del infierno.

Extrañamente a lo que piensa la mayoría
de la gente , el infierno no está afuera , sino en ese
interior del ser humano.

Y ,la verdad , aunque ahora parezcan estar cerradas
para mi, nunca se sabe...



Casi prefiero mi deambular por éste
gélido desierto helado,

dónde el viento es mi única compañía,

y desde dónde desde lejos presiento algún oasis,
no se si imaginario o no,

...


Arder me consumió y me redujo
a cenizas grises


y ya no queda nada más,

...

sólo un alma que , aunque parece libre está
atada a sus propios miedos.



Cansada estoy de vivir con miedo,
tal vez y como un rayo de esperanza y de luz,

quizás haya muerto ya mi infierno interior,

Ahí esta la fría tumba
esperándome,

Ahí, sola y triste,
junto a los demás muertos.

















4 comentarios:

  1. ¡Arder te consumió y te redujo a cenizas! ... Lo siento, eres muuuy desmemoriada e injusta ( XAVI igual, si es que él tb ardió ;)

    Olvidas todo el calor y esa luz inmensa que se produjo dentro de ti mientras ardías, olvidas la de calor que generaste en los que disfrutaban de tu fuego, olvidas la de oscuridad que desapareció en torno tuyo mientras ardías, olvidas lo feliz que te sentías al sentirte llamas ... olvidas tooodo lo que deberíais recordar .. eso es lo que te ocurre ;)

    El paisaje desolado tras un fuego es solo pasajero.. tras la quema se enriquece el suelo y en poco tiempo todo brota aun más frondoso que antes!

    Ríndete ;)


    MmuuaaaaksS!

    ResponderEliminar

  2. Yo si eso... ya os traeré agua y comida cada día... y unas flores, claro! ;)

    Un beso y, hoy especialmente, un cálido abrazo!!

    ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestras visitas y palabras.
    A Toro no sé qué decirle... mi tumba es tan cutre y chica...

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.