viernes, 11 de enero de 2013

A veces

A veces me entran ganas: de contar cuales fueron todas las historias que me llevaron a abrir mi blog, hace ya tanto tiempo. Y no sé cómo aún no cierro, ni privatizo ni nada. No sé si es por mi necesidad de escribir que no creo que sea, no lo se. Cuántas veces he pensado borrarlo del mapa de la blogosfera , eliminarlo, y dejar de existir aquí. Cada día lo pienso, y sin embargo áun no lo he hecho. Sigo aquí escribiendo, mejor o peor, todas mis angustias y tristezas, alegrías y esperanzas, como sino pasara nada, como si mi blog siguiese igual de vivo que antes. Y la única que está viva soy yo, no mi blog. Mi blog está muerto. Me pregunto si es cuestión de tiempo el que deje de escribir en él. Da igual. Me da todo igual excepto mi propia vida. Bueno, ya se verá lo que pasa. Si lo cierro, si sigo, etc.

3 comentarios:

  1. Todo depende de vos...si no lo haz borrado es que de alguna manera te hace bien escribir
    Un beso
    Pd: Me gusta que escribas....me gusta leerte

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es el desahogo, escribir es una manera de expresar y liberARTE si que dale.
    Un abrazo grande para ti.
    mar

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.