domingo, 11 de mayo de 2014

relato: las pesadillas de Lucinda


Lucinda decidió ir al psiquiatra a ver si con la nueva medicación mejoraba un poco, y se le aliviaba el alma de tanto dolor.

Preparó primero una infusión casera a base de : ( consultando a una vieja amiga con ciertas habilidades en pócimas y por qué no decirlo Magia Negra)

- garrapatas de perro vagabundo
- cuerpos triturados de sanguijuelas que antes le habían sacado la sangre a un sapo despistado
- colmillo de vampiro sin usar
- colmillo de serpiente venenosa ya usado ( este detalle es muy importante)
- monedero usado de un nuevo rico, pero vacío de billetes ( porque hubo que dárselo a la experta en magia como honorarios)
- sal, pimienta , y perejil
- pelos de rata
- y un ojo usado de cristal sólo para dar sabor, luego se sacaría para devolvérselo a su dueño.

Ya está.

Ella, Lucinda se tomó la infusión esperando que su visita al psiquiatra, fuera tal y como le había predicho su amiga.



Ocurrió el milagro , se tomó la medicación y desde entonces ya no volvió a tener ningún dolor.
Pasadas 7 lunas llenas, notó que su alma ya no le acompañaba y desde entonces , cargada de pastillas es por fin feliz.

Nadie sabe con certeza adónde se fue su alma , la causante de tanto dolor, y existen muchas especulaciones al respecto, pero por fin Lucinda es feliz.

Sigue apreciando a su amiga mucho, y de vez en cuando se enamora del sol pero sale poco de casa, está muy pálida y tiene dos agujeros en el cuello... , y, una gran debilidad.


Ese asunto aún no ha sido resuelto en absoluto por nadie y ni siquiera hay teorías explicatorias convincentes , pero su psiquiatra le asegura que es normal, que es un efecto secundario del tratamiento, por lo cual Lucinda fuera de cualquier preocupación es cada día más feliz, es más, le asegura que cada día estará más pálida, pero que será aún más feliz.

Fin del relato.






2 comentarios:

  1. Bueno, se me acaba de ocurrir, quizás haga una parte segunda, No sé-.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hazla. Impaciente la espero. Y cuenta de la amiga.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.