lunes, 9 de junio de 2014

" Don Cerillo"

Don cerillo se apagó en una noche triste en que una tormenta apagó todas sus ganas de vivir.

Y ahora el alma de Don Cerillo vaga sola y triste entre las sombras más siniestras y solitarias de este mundo.

7 comentarios:

  1. Hasta que encuentre una lareira encendida...

    Gracias por venir con el viento hasta el prado, Amapola
    :*)

    ResponderEliminar
  2. Envidia me da el alma de Don Cerillo, triste y sola entre sombras. Y la mía entre tanto falso foco y rodeada de voces que atruenan mucho y nada dicen.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  3. Cuando le hagas compañía me avisas, me apetece conocer a unas cuantas sombras, es un capricho.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.