domingo, 2 de abril de 2017

volviendo a mi interior


Volviendo a mi interior,
(aunque todo parezca oscuro fuera),

Mi vida no es que esté
llena de beleidades
ni de momentos siempre maravillosos.

A veces es verdad
que me regala una sorisa
y luego se va a dar un paseo sin mi.


Pero al menos he podido
desconectar de mis pesadas
tristezas algunos ratos
quizás efímeros tal vez,

pero que me rellenan
mis inquietantes vacíos
de alguna esperanza

en que puedo poco
a poco ir recuperando
mi frágil felicidad y ánimo
aplastado.





9 comentarios:

  1. Tu actitud me anima, Amapola.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. De tanto que confiamos en la esperanza ni siquiera nos percatamos cuando incluso ella nos falla.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar

  3. Te dejo un empujoncito para arriba... ;)
    Y un beso y un cálido abrazo!

    :)

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.