lunes, 27 de mayo de 2013

sal

La sal encierra secretos que no están escritos, no es su sabor son sus propiedades, se me viene a la cabeza el Mar Muerto, me gustaría irme allí de viaje y enterrarme en los fangos esos que hay. Y luego salir nueva. Pero una cosa es lo que me gustaría, y otra la realidad, el mar muerto esta muy lejos, no estoy de vacaciones, y todo un mar de palabras se mueve dentro de mi, esa mar no esta muerto, necesita salir, expresarse. Veremos a ver cuando le da la gana de hablar. A mi perezoso mar. Por ahora solo existe el Silencio y en este - ese silencio me baño, me hundo y cojo Vida. Abrazos.

8 comentarios:

  1. Pero AMAPOLA cieloooo ¿¿qué vas a hacer tú enfangada en un mar muerto??

    Tú al caribe directa, a tirarte bajo una palmera y allí, a dejarte acariciar por el sol, por la brisa, incluso si hace falta algo de vidilla que te caiga un coco pero no en la cabeza jajaja al ladito tuyo y a poder ser abierto y con pajita incorporada para beberlo bieeen fresco... tu pereceso mar de palabras cuando se pone dice las más preciosas que existen... son toodo cariño.


    Mil besos bonita y feliz semana.. si no te apetece hablar noo te preocupes, ya hablo yo por ti y por cinco más :-)

    Muaaaaaakkss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy bueno para la piel y el estrés, Besos.

      Eliminar
    2. Lindo tu comentario, María , Abrazo.

      Eliminar
  2. Casi no recuerdo el sabor de la sal...ese mar muerto está tan lejos de mi
    Me gusta que hables...y también tus silencios

    ResponderEliminar
  3. Y si echas 500 kgs. de sal en tu bañera?

    ResponderEliminar
  4. Es buena idea, pero 500 kgs es mucho ¿no,?, con una pizca me bastaría.

    De las del Mar Muerto, porque dicen que tiene muchas propiedades...

    De verdad que me encantaría.

    Abrazo.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.