martes, 27 de junio de 2017

tormentas


Me gustan las tormentas
interiores

si después
dejan calmas

y refrescan "el ànima"
y el ánimo.

Pero no me gustan
los destrozos
que dejan
a su paso igual
que si fuesen granizo

Y echan a perder
sembrados
enteros de sentimientos.


Produce tristeza
sentir corazones desolados
por tanta destrución.


Y entonces me entran
ganas de volver
a irme a vivir a un
desierto donde nada
crezca ( ningún sentir)

y sólo campe
a sus anchas el viento.

Pero debo pensar
que mi corazón
se merece un respiro
y volver a sentir felicidad


Esa alada mariposa
dificil de ver
en los corazones desolados
por las inclemencias
del destino.





3 comentarios:

  1. Espero que allí estés bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tus poemas los escribo son inolvidables amapola ❤❤

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.