viernes, 4 de abril de 2014

la fuente

Hay una nube de fastasmas, más allá de lo humano y lo divino, que vuelan lejos del mundo, diviendo al mar en dos, y a lo lejos de esa montaña que arde en lava, a lo lejos y donde no se ve lo que ocultan sus entrañas, respira una extraña fuente de paz.

4 comentarios:

  1. Todavía hay gente que me trata bien.
    Y creo que es una de las razones por las que sigo viva.


    ResponderEliminar
  2. Demuéstramelo, Torito...Mono ( de guapo)

    ResponderEliminar
  3. Ya se que me tratas bien, Monito¡
    Besos.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.