martes, 30 de diciembre de 2014

Relato Negro.

Alguien pintó de oscuro la pared para que nadie supiera que había una puerta, y en medio de la noche, apareció el ojo de la cerredura espiando al viento, mientras una brisa suave se coló por allí sin pedir permiso a nadie.


Eso es que la tarde estaba muy testaruda, y por fin encontró un lugar por donde escaparse y no volver a mirarle a la cara a ese sol estúpido que la traicionó.



--paréntesis--

El niño del triciclo estaba allí, detrás de la pared , escondido del mundo mirando al sol antes de la tarde pereciera , y,
en medio de una niebla se llevara para él todas las estrellas de la NOCHE.



Nota Explicativa:

He puesto mi blog de color más oscuro aunque las letras sean blancas,
Un beso.

Quisiera poner una imagen aquí, pero solamente veo el ojo de la cerradura mirándome...

Otro beso, que descanse la niebla, y la lluvia se lleve toda la polución.
:)

Amapola Azzul.