sábado, 20 de agosto de 2016

poema de luna

El pequeño riachuelo
sigue su cauce
entre rocas y árboles
hacia el mar.

Lejanas varias estrellas
observan la sonrisa de ese
agua,
y una luna triste
se esconde entre
las nubes
porque se ha quedado
sin vestido
de noche.

9 comentarios:

  1. Debería retomar lo del dibujo
    para hacer presente
    la luna del poema en el papel.


    ResponderEliminar
  2. Sí. Sin nubes todo es más bello.
    Se lo diré al viento...

    Besos.

    ResponderEliminar

  3. Cierto que lo es. Pero a veces se sonroja al sentirse observada y el cielo sonríe su pudor.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Es precioso.
    Besitos.
    Te veo muy guapa Amapola...

    ResponderEliminar
  5. Es precioso.
    Besitos.
    Te veo muy guapa Amapola...

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.