lunes, 7 de julio de 2014

relato, duendecillo


Esta mañana el duendecillo se ha quedado dormido en la rama donde habita la ardilla del bosque gris de día.

Posteriormente una luna gigante se ha posado en el lago de sus sueños, y de repente ha visto salir el sol.


Ahora tiene que ir a el río de los peces de colores otra vez,
pero hoy no está nublado así que no se que pasará.


:)

Luego podré alguna foto.
Un saludo.











10 comentarios:

  1. Espero que guste el relato, me tengo que ir, Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Como está nublado irá al bar y como no tiene dinero le pegarán una paliza y lo matarán.

    Fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver TORO SALVAJE, los duendes de mis relatos no beben.
      ¿entendido?

      ( a no ser que yo le invite , claro¡¡)

      pero no es el caso...

      Eliminar
  3. Qué guay¡ tu relato, el de Toro no...uy...........
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches, Amapola Azzul:

    Muy bonito el relato y la ilustración que has escogido. Al ver las hojas de roble, se me ha ocurrido dejarte un poema de Rosalía de Castro:

    Yo sólo he de decir que mis cantares
    surgen en confusión de esta alma mía
    cual surge de los hondos robledales
    al comenzar el día,
    ese rumor incierto,
    enredo de las brisas,
    quizá besos de flores,
    o agrestes, misteriosas armonías
    que en este mundo triste
    la ruta celestial buscan, perdidas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gelu, me ha gustado mucho el poema, Un beso.

      Eliminar
  5. Los duendes y las hadas hacemos muchas trastadas..............me ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Esta es la parte V. Agustino tu duende seguro que por fin pudo contemplar el cielo estrellado y contar las estrellas. La ardilla Felipita mira a la luna y al duendecillo...

    bueno no sé qué final le daràs o si termina asì, yo creo que podrìa continuar...

    Amapola, estoy preparàndome para irme de vacaciones dentro de unos dìas. Espero que te guste el poema de sol que te he dedicado, no es mìo, claro.
    En esta semana todavìa espero leerte aunque ando mal de tiempo pero sacaré un hueco.
    Mil besos!

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.