miércoles, 14 de enero de 2015

1: 12 h .p.m todo en calma

El viento se hizo dueño de la tierra,
derribó muros

y nuestros nombres quedaron secos, al sol,
por falta de lluvia.



Dedicado al duende verde , con todo mi cariño, ese que una vez habitó mi corazón.



2 comentarios:

  1. Mmm me gusta mucho AMAPOLA el viento debería derribar todo lo que impida acercarse a la gente ...¿ tu corazón lo habitó un guisante? una amapola habitada por un guisante duende... ¿ no te parece bonito? ... a mi sí.
    Por cierto.. ¿ sabes de lo que me dado cuenta? que tu nuevo link y la foto del mñio tiene las mismas tonalidades, acabo de dajar un comentario al lado de ti y miré y me hizo gracia ver que tus verdes y ocres y los míos casi son iguales si entornas los ojos... decía que estabas melacólica .. ahora supongo que estarás dormida .. así que espero que mañana al levantarte luzca el sol radiante dentro de ti... si no pásate por mi blog y escucha la canción que he colgado bajo tu comentario es de las que anima mucho... así .. te hincha el pecho y te empuja! :-)

    Un beso bonita y que la melancolía solo te bese y te deje ...
    Ojalá que con tu guisante verde duende :))

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.