lunes, 23 de noviembre de 2015

sin título.

Las cosas que no se buscan
al final vienen solas.

Es como la muerte
que, a veces se presenta
sin avisar segando
vidas y sueños.

3 comentarios:

  1. ay mejor no pensar en ellas
    cuando ha de ser será
    besitos y abrazos ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Es verdad ¿para qué buscar?

    Besos mil

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.