viernes, 5 de junio de 2020

luna


Una luna blanca
crece en el fondo
de la noche,


una noche cerrada
y sueña estrellas
medio dormida,

hasta ver nacer
un amanecer


que la acune
con los primeros
rayos de sol.

miércoles, 3 de junio de 2020

sin título


He vuelto a tener
otro bajón
anímico,

me cuesta muchísimo
escribir.



Tal vez debo dejar
que sedimente
todo


mi dolor interior
para
poder empezar a ver

algo mínimamente

claro,

y no sé qué hacer
para

dejar ir

el

dolor
y


sanarme completamente
por dentro


y por fuera.



Necesito dejar a un lado
las pastillas

que tan artificial
mente

me elevaban el
ánimo



y enfrentar
y poder diagnosticar

aquello
que me marchita



y no solamente
tratar el síntoma anímico

sin ir a la raíz.



Estoy cansada de soluciones
superficiales,


cansada.




Muerta de seguir así,
a base de fármacos.



Quisiera dejarlo todo,
vivir si anestesia

saber lo que me duele,
dónde me duele


y extirparlo de mi vida
para que la alegría
brote de forma natural

de mi espíritu,


y alguna vez consiga
ver florecer alguna ilusión,


muchos me dirán
que es menor no tener ninguna ilusión

para evitar decepciones,
sin embargo


creo necesaria
algún tipo de esperanza en la vida,


como motor
de la fuerza interior.



Y no sé hacia dónde
he de mirar,



quiero superar tanto
dolor,


y salir reforzada
de mi experiencias
hayan sido buenas o malas.









martes, 2 de junio de 2020

mundo natural


Si viene una segunda
ola,

segunda ola no del bicho
sino
de los desastres económicos,

si se llega
" otra vez"
a una nueva recesión

de dimensiones peores
de las que en un principio

se nos esta diciendo,

y vuelve
la Pobreza, el Hambre
la Miseria

y cambia totalmente
el orden de las cosas

y aunque nos hagan
comulgar con todo
lo tecnológico,

y seamos sólo cobayas
tontos donde se pueda
experimentar con la
inteligencia artificial
y éso no nos importe
porque lo consideremos un mal menor,

tal vez volver a la naturaleza
aunque sólo sea un poco

pueda salvarnos
de morir ahogados

en un mar de incomprensiones,
y desamparos.



Pero ya lo tecnológico
lo tenemos tan metido en vena,

que costará familiarizarse,
con la tierra, el aire,
o la belleza de una flor,

porque
hemos dormido nuestra conciencia

alejándonos tal vez
de lo que realmente somos.



Conectar con la naturaleza
costará,

es más fácil sintonizar
un canal de televisión

y cerrar los ojos
al resto de la vida.










viernes, 29 de mayo de 2020

ola gigante


Una ola gigante se ha comido
mis ilusiones,

espero que me broten nuevas
y mejores

al resguardo del sol
cálido
que brota en mi corazón.



Espero salvarme de esa
inundación
que casi me ahoga

y poder volverle
a sonreír a la vida.


miércoles, 27 de mayo de 2020

frágil


Es muy fácil
hacerme daño

pero no puedo
irme a vivir
dentro de una urna de
cristal

aislada del mundo,
intentaré
acercarme a personas
que piense
que no me van a dañar.


Pero al final
pareciera
que busco la soledad

lejos del mundo
un mundo
que no termino
de comprender.


Debo de ser rara
y para no sentirme
dañada alejarme,

de todo lo que
pudiera dañarme,

pero si lo que me daña
está en mi propio
corazón no
podré jamás huir

únicamente
destruir los sentimientos
que me producen dolor,

y quedarme sin sentimientos
tal vez así
jamás nadie me pueda dañar.


Cada vez el dolor
lo tolero peor,

hasta llegar al punto
de que estar bien
significaría no tener sentimientos

y que todo me importara
tres pepinos, pero no es así,

y así me va,
de decepción en decepción

con el alma herida
quisiera no tener alma
y tal vez tampoco corazón

y sólo pensar
en poder divertirme
y olvidar todo lo que alguna vez sentí.


Sentí, y me hace daño
día a día
porque me cuesta olvidar

y dejar de sentir.




lunes, 25 de mayo de 2020

la pesadilla


Todo parece
una pesadilla,

estar tanto
tiempo encerrados,

vivir con ansiedad
el miedo y la angustia
la incertidumbre,


una casi se acostumbra
a vivir así,

pero sigo
soñando
con recuperarme
y poder dejar la
pesadilla atrás,

es como si pesara
todo lo vivido

y costase
recuperar cierto grado
de normalidad

que a veces pareciera imposible,
pero no hay más remedio

que enfrentar
todo con cierto optimismo

y recuperarnos
de tanta pesadilla
y desolación.