domingo, 17 de junio de 2018

verano

Ha llegado el calor.

De repente pareciera que sí
es verano y lo de antes un espejismo.

Espero que estéis bien donde estéis.
Estaré unos días fuera,
es posible que me pueda conectar menos.

Buen domingo
y buena semana.


Besos.

jueves, 14 de junio de 2018

laberinto


Me asomo por una
ventana extrecha

pequeña
para observar alguna
imagen de algún
recuerdo
perdido de ese laberinto
del tiempo

y desolada, pienso
que quizás esos recuerdos agradables

fueran un invento
de mi imaginación.


A pesar de que en su día
aquellas estrellas
fueran la guía de mi alma
en la oscuridad.




lunes, 11 de junio de 2018

silencio

Me pregunto
si algún día
tanto silencio
callará mi boca para siempre.

Y dejaré de ser una flor muerta
para convertirme en una
persona normal.

miércoles, 6 de junio de 2018

interrogantes


Si fuéramos sólo
energía en movimiento

...
me pregunto

¿ qué tipo de intermediario
nos conecta al mundo?

¿ qué nos separa de él?

¿ qué nos encarcela
a nosotros mismos
y otras veces nos hace libres?





martes, 5 de junio de 2018

miedo y terror

El miedo a veces protege
a veces paraliza.

Tener miedo de ciertas circunstancias tal
vez sea bueno,

si te asomas demasiado a un precipicio,
ese miedo sensato haga que mo te caigas.

El terror creo que nunca protege
de nada y sólo paraliza y debilita a la persona.

Y creo que no se puede
vencer al terror,
a los estados de terror,

tal vez se pueda salir de ellos
con circunstancias
de energías positivas
que los aniquilarían.

Circunstancias que hagan nacer
la paz en el corazón
de las personas.



sábado, 2 de junio de 2018

mi dolor


Mi dolor
no se va.

Acumulo tristezas,
desamparos y soledades.

Tengo el alma
rota.

martes, 29 de mayo de 2018

lunas muertas


Lunas muertas
yacen en tumbas

blancas
dentro de la negrura
de la sangre
de todas mis heridas.

No aspiro que siquiera
una pequeña estrella lejana
o quizás muerta
ilumine mi alma
enterrada en lágrimas
ahogadas.

Dejaré que la mañana
de mi resucitar interior
me de alas antes de volver a ser cortadas
por la angustia de vivir con dolor.