miércoles, 17 de octubre de 2018

tiempos convulsos


No se si es bueno
o malo todos los cambios

que en el mundo
en mi alrededor
y en mi interior

se precipitan hacia todavía
un lugar de aún más caos.



Es como si todo estuviera
a punto de derrumbarse,

la economía mundial,
la no mundial

total...para qué hablar.


Nos quitan las esperanzas
y la fé

pero se nos dice
que todo mejorará

y nada mejora...

y todo va a peor.




Estoy muy cansada
de tanto malabarismo de
palabras y promesas

en políticos y no políticos,
instituciones varias,

y personas al por mayor
que ven siempre el futuro bonito

( tal vez porque a ellos les vaya
muy bien, no lo se con certeza)

y yo sigo aquí
igual de pesimista,

con mis nublados y negruras,
donde a veces la única opción

que me queda
para no terminar de volverme loca

es no pensar.




lunes, 15 de octubre de 2018

otoño


El gris
se hace presente
dentro de este otoño

, por fin llega
un poco de frío,

me pregunto si le
vendrá bien a mi ardiente
corazón
casi quemado hecho

cenizas.


domingo, 14 de octubre de 2018

caos


A veces pienso
que mi vida

es un caos.

Un caos sin solución
ni alternativas al
orden.


Será que me vuelve
el pesimismo,
un pesimismo
realista resignado.


Con certezas de tristezas
y soledad.

sábado, 13 de octubre de 2018

mejor


Hoy estoy un poco mejor.

Ayer tuve momentos realmente malos,
me sentía mal por dentro.

Hoy apareció más luz,
algo de esperanza,
una pizca de optimismo

en mi vivir ausente.


Besos.

viernes, 12 de octubre de 2018

lluvia


Me gustaría poder esconderme
en una casita portátil

igual que un caracol.


Esta lluvia es como un invierno
de nieve
en medio de un vendaval
que se lleva todo

y sólamente deja unas raíces
minúsculas escondidas
en una tierra que rezuma barro
y fango.

Lluvia de emociones,
Lluvia de dolor
Lluvia de gritos de mi alma
aplastada y Muda.


Y pienso cómo sería
vivir en un desierto emocional
donde sólamente existiera la felicidad,

sin otro sentimiento
o emoción.


Pero no soy capaz de verlo,
únicamente a ratos pienso en la Muerte
como única salida de ese dolor,


La vida no me dolería ya,
mi alma tal vez descansara,

y dejaría de existir mi personal
infierno interior.



No veo salida,
estoy tan triste
que podría llorar océanos enteros

con lágrimas donde siquiera podrían
vivir peces,

lágrimas desiertas
que secarían el planeta entero de vida.



Pero me voy a tranquilizar
sólo soy una minúscula raíz
dentro de un terreno
que siquiera se ve
por pequeño
y feo.









jueves, 11 de octubre de 2018

espacios


Sus vacíos me arañan
el alma,

y chocan con mis aristas.

Llegará un momento,
si alguna vez vuelvo a florecer

o mi interior recupera
la ilusión perdida

en el cual tal vez
olvide todo mi dolor

y pueda sanar todas mis heridas,
heridas de alma rota,

heridas de corazón
desangrado.



miércoles, 10 de octubre de 2018

aplastado corazón


Aplastado corazón mío,
te encerraré en una cajita
y a modo de atáud

te esconderé
en un mar enorme
donde ya no puedas respirar,

a ver si sin corazón
pudiera ser más feliz
que con él.