martes, 9 de enero de 2018

línea roja


Tal vez he llegado
al límite.

El límite en el que necesito
pensar en mi misma
siendo egoísta
y dejar un poco de pensar
en los deseos de los demás,

que no es que no quiera
que sean felices, al revés,

deseo su felicidad.

Sin embargo visto
que el ambiente
que me rodea es árido
por no decir claramente un terrible desierto
helado,

tal vez deba hacerme
por fin amiga de mi misma,
y pensar en mis propios intereses,

en lo que quiero,
y la verdad, tampoco espero
que nadie me ayude,

porque llega un momento
que ya me conformo
con la sóla ayuda
de mi misma.

Demasiadas decepciones
en la vida,
y la verdad, no es que ya me importe mucho,
son formas de aprender.

Así que dejaré un poco
de lado a las personas
que no me aportan demasiado,

sí , quizás de forma
egoísta,
por cansancio,
por agotamiento.

Y dejaré que se busquen sus propios
futuros o presentes

sin la ayuda incondicional
que les presté.

No será ningún trauma
para nadie,

porque nadie somos impresdindibles,
al revés.









9 comentarios:

  1. Querida Amapola. No es egoísmo ni mucho menos.
    Creo que hay que ocuparse y preocuparse de uno mismo también.
    Somos prescindibles, menos para nosotros mismos.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Maite.
    Harás bien, no lo dudes.
    Un abrazo, Amapola.

    ResponderEliminar
  3. Es buén pensamiento. Has de saber que necesitas ayuda médica y es el médico quién mejor te puede aconsejar. Nadie como el sabe qué solucion has de dar a tu vida. Si no quieres frecuentar blogs me parece magnífico porque para eso requiere un esfuerzo extra y una atención...yo visito muy pocos...

    ResponderEliminar
  4. Que si! Que cuando se vuelven tóxicos es necesario eso del Viva yo y muera Dios!
    Quererse es la primera forma de lucha. Tu eres guerrera, no? ;))
    Besazo.

    ResponderEliminar
  5. Me parece muy buena decisión.
    No es para nada ser egoísta.

    Un beso, linda. :))

    ResponderEliminar
  6. Gracias por vuestras visitas.
    Es verdad que tengo bajones y necesito ocuparme de mi misma.
    A veces escribir aquí me sirve pero no siempre.

    Entre otras cosas porque no tengo ganas de dar detalles personales míos
    que dudo que alguien pudiera comprender.

    Porque escribo de firma anónima entradas más bien escuetas.

    Un abrazo.
    Quizás me tome un descanso , o no lo sé .
    Suerte en vuestras vidas.

    ResponderEliminar
  7. Esta decisión que te estás planteando marca un antes y un después y es de las decisiones más liberadora que una pueda tomar. Te animo a ello.
    Besitos muchos

    ResponderEliminar
  8. Es probable que la amistad más fructífera sea la amistad con uno misma.

    ResponderEliminar

Un saludo a quien visite mi blog.
Si quieres puedes dejar un comentario, se agradecerá un poco de luz.